La empresa Expoplac está especializada en la publicidad en el punto de venta, una técnica que permite mejorar la experiencia de cliente e incrementar las ventas a través del diseño de interiores, mobiliario, flayers y expositores, entre otras técnicas.

flyers

La publicidad es un punto esencial en cualquier empresa hoy en día. La imagen que se transmite de cada empresa y cada detalle con el que se identifica una marca son esenciales para seguir creciendo, incrementar los ingresos y mejorar el posicionamiento de la nuestra marca. Establecer una estrategia de publicidad abarca una amplitud de áreas y sectores en los que trabajar: medios de comunicación, webs, blogs, carreteras, banners,… Sin embargo, en ocasiones se olvida uno de los lugares más importantes a la hora de impactar en el cliente y en el posible cliente: el punto de venta. Y es aquí donde la empresa Expoplac está especializada, ya que los responsables de esta compañía son conscientes de la vital importancia que tiene disponer de una adecuada publicidad en el punto de venta (PLV)

Según explican desde la compañía, “nosotros trabajamos, desde hace más de 30 años, con el objetivo de mejorar la imagen de marca y la experiencia de los clientes en los puntos de venta” porque es fundamental “contar con un reclamo vistoso, robusto y que se ajuste a la estética del producto a la hora de despertar la atención de su público potencial”.

Para realizar todo este material, los profesionales de Expoplac ofrecen atención personalizada para proporcionar a los clientes un soporte promocional adecuado que se adapte a las necesidades de los compradores de los productos de las empresas que les contratan. “Destacamos por nuestra capacidad para adaptarnos a los requisitos particulares, ofreciendo una producción a medida y amoldándonos a pedidos de volumen diverso y manteniendo unos plazos reducidos”, destacan desde la empresa.

La publicidad en el punto de venta engloba los elementos que están dentro de un establecimiento comercial y que son portadores de un mensaje publicitario. No obstante, el concepto de PLV es más amplio y también hace referencia a cómo está decorado un local o cómo están expuestos los artículos en él. “En definitiva, el PLV es un concepto un poco más complejo de lo que parece pero nosotros nos movemos en él como pez en el agua gracias a nuestra amplia trayectoria como fabricantes de estructuras concebidas para ello”, explican desde la empresa.

Entre los servicios que ofrece esta empresa, que tiene más de 30 años de experiencia, se encuentran los de decoración y mobiliario, glorifierse, displays y visuales, cajas, rótulos y luminosos, totems, expositores, maletines, peanas, así como vitrinas o urnas.

“Todos estos aspectos que inciden en un negocio son, además de elementos decorativos, portadores de un mensaje publicitario o una imagen corporativa”, revelan desde la empresa, al tiempo que destacan que “en función de su diseño y de cómo estén colocados y fabricados pueden tener un mayor impacto en el cliente en el punto de venta de un negocio, aumentando la posibilidad de generar una venta”.

En ese sentido, en Manipulados Expoplac se encarga de la fabricación y colocación de estructuras, soportes, cajas, tótems y demás elementos a medida que son utilizados en un local comercial para darle forma, exponer sus artículos  y crear identidad de marca. “Todo ello sin olvidar que también deben incluirse en este concepto la forma en la que los artículos son colocados y distribuidos por el local comercial, determinando su estética y decoración”, señalan las mismas fuentes.

Gracias al cuidado de todos estos aspectos, la publicidad en el punto de venta genera una experiencia de compra agradable para el cliente. “Si un usuario entra en una tienda en la que no encuentra los artículos que busca, no existe ningún tipo de indicaciones o simplemente no se siente cómodo, lo más probable es que abandone el recinto sin realizar ninguna compra mientras que si, por el contrario, se trata de un espacio acogedor, funcional, donde los productos expuestos pueden encontrarse y contemplarse con facilidad, su experiencia será otra muy positiva”, explican desde Expoplac.

Por ello es importante cuidar todos los aspectos que engloban el PLV ya que puede determinar en gran parte la decisión de compra final. “Nunca podemos olvidar que su función, al margen de informar a los clientes sobre diferentes aspectos, será la de seducir, diferenciar y facilitar la compra”, recalcan.

Y para conseguirlo, nada como contar con el asesoramiento y la profesionalidad de una empresa que se dedique exclusivamente a la fabricación de todos esos elementos. “Aconsejamos de manera personalizada y a medida a la hora de elegir, por ejemplo, el mobiliario comercial”, señalan desde Expoplac, al tiempo que detallan que “algunos de los factores que tenemos en cuenta para la decisión final son el tipo de negocio, los colores corporativos y la filosofía empresarial”.

El objetivo, en definitiva, es que el punto de venta destaque por mostrar un entorno equilibrado y armónico en el que el cliente esté cómodo, tenga la información accesible y esté más tiempo, disfrutando del conjunto y aumentando las posibilidades de generar ventas.