Apodado como “el brujo”, Santiago Maldonado en vida fue conocido como un pacifista, sin banderas políticas y todo un soñador, con una especial fogosidad a la hora de defender las causas sociales que él creía justas, al menos así lo aseguran sus amigos.

Viajó desde Chile hasta la Patagonia con el objetivo de llegar a las comunidades mapuches en busca de alguna reivindicación de sus habitantes, lejos estaba el joven de 28 años de edad de saber que allí es donde hallaría a la muerte.

Fueron en total 78 días los que transcurrieron desde su desaparición hasta que fue hallado su cadáver el pasado Martes, enganchado de unas ramas en el río Chubut y muy cerca de donde se le vio con vida el pasado 01 de Agosto, un día después de su llegada a la comunidad mapuche del departamento de Cushamen, Santiago al parecer murió enfrentándose a uno de sus grandes demonios, el miedo al agua.

aparece sin vida el cuerpo del activista Santiago Maldonado

El uno de Agosto, Maldonado junto a siete mapuches, todos con capuchas, participaban de una protesta debido a la detención de Facundo Jones Huala, un líder de esta comunidad, estos fueron dispersados por la irrupción de la gendarmería en el lugar de la protesta, todos huyeron hacia el río Chubut y al parecer lograron cruzarlo a excepción de Santiago, esa es la información que ha sido afirmada en reiteradas ocasiones y que contrasta con la negativa del Macri al poner en duda que el joven se hallaba en ese lugar cuando se produjo la acción de la policía.

En torno a la desaparición del activista corrieron muchas informaciones falsas que llenaban de confusión el caso, se dijo haberlo visto en varios puntos distintos al mismo tiempo, también que había sido herido tras enfrentarse a un vigilante de una reconocida empresa, que se había trasladado a Chile en busca de refugio, en fin, una serie de pistas falsas cuyo trasfondo resultaba en una muy posible y forzosa desaparición.

Pero la presión desde dentro y fuera de Argentina, conllevó a que el gobierno cediera en admitir que posiblemente la policía tenía algo que ver con la desaparición de Santiago Maldonado y con ello quedaba muy afectada la imagen de Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, quien defendió a capa y espada a su policía, la cual aupada por Pablo Noceti, llevó adelante las acciones en medio de las que desapareció el joven.

El fin de las protestas es reivindicar a los ocupantes originarios de unas tierras hoy usurpadas por multinacionales y están en la mira de otras dada su riqueza en recursos naturales.

Lo que sigue es determinar cómo murió Maldonado, hasta ahora una primera revisión física del Forense da cuenta de que no hay lesiones corporales, el resto de los estudios dirán lo demás.