Las ventas callejeras en muchas ocasiones pueden ser ilegales aunque hay mucho que discutir en este punto, sobre todo luego de la última decisión de Almeida de otorgarle nuevas órdenes a la policía contra los manteros y lateros que se encuentran en la ciudad capital.

Esta instrucción se la dio directamente al director de la policía municipal, el comisario general Teodoro Pérez García. Esta orden anula directamente la que última de 2018 y le una herramienta a todos los funcionarios cuando detecten algún comportamiento o actividad ilegal.

Al juicio del director esta nueva instrucción moderniza el modus operandi de la policía, que ahora no necesitará evaluar la autoprotección y riesgos cuando se encuentre con un mantero.  Ahora sí podrán actuar directamente contra ellos sin planificarlo previamente.

Objetivo de la medida:

El objetivo de la nueva orden es poner punto y final a la venta ambulante no autorizada que hay en toda la ciudad y que se ha expandido significativamente en los últimos meses, seguramente por el reglamento anterior. También se atacará a las redes de distribución que están detrás de todo esto para poder eliminar de raíz este problema que tanto afecta a los capitalinos.

A partir de ahora solo estará permitida la venta en mercadillos oficiales, periódicos o ferias especiales que organice la ciudad.

La orden anterior:

Estas actividades aumentaron porque la orden anterior limitaban seriamente la intervención del funcionario si se encontraba junto a otros civiles a su alrededor que pusiera sus vidas en riesgo.  De esta forma dejaba prácticamente al agente sin ninguna posibilidad de actuar.

Por este motivo es que este tipo de ventas proliferaron sin ningún problema, ya que los mismos delincuentes vieron que siempre que se encontraran junto a otras personas no les podían hacer absolutamente nada, sintiéndose protegidos en todo momento. Ahora todo cambiará. Seguramente en los próximos meses bajará significativamente el número de venta de latas y manteros por toda la ciudad. Para esto necesitamos la colaboración de todos.

Decisión importante:

Decisiones como estas no son nada fáciles de tomar pero vaya que tienen una trascendencia importante para el futuro de una región. Las actividades ilícitas hay que erradicarlas, más en una ciudad que año tras año recibe la visita de tantos turistas en búsqueda de atracciones. En este sentido el alcalde Almeida sin duda alguna que ha triunfado por todo lo alto. Con esto se pone fin a un problema que estaba empezando a afectar a cientos de personas diariamente.

Ante el crimen hay que tener mano dura y para esto necesitamos dirigentes que con carácter que entiendan la importancia de cada asunto. Solo así podremos tener una ciudad en completo bienestar.