En manos de los ayuntamientos van a quedar los otorgamientos de permisos para celebrar grandes fiestas de navidad u otras de carácter extraordinario o especial, eso sí bajo la normativa de carácter vinculante que regula este tipo de eventos y que desde la comunidad de Madrid van a proceder a modificar.

Tales ajustes a la norma están siendo sometidas a un proceso de consulta pública a través del portal de Transparencia y que culmina este mismo miércoles a fin de recibir la mayor cantidad de contribuciones posibles y poder hacer las modificaciones pertinentes; así podrán hacer posibles las delegaciones a cada Ayuntamiento para que permiten las celebraciones especiales y de gran escala, si y  solo si la norma lo permite.

¿Qué se persigue con modificar la norma?

Ya que los tiempos cambian, se hace necesario hacer los ajustes requeridos, ya que hoy día se necesita una seguridad mucho más efectiva, así mismo se requiere de un trámite o la creación de un expediente mucho más exhaustivo y técnico, una norma que se ha quedado atrasada en estos y algunos otros aspectos después de estar vigente más de 15 años.

fiestas navideñas en Madrid

La fijación de los parámetros de seguridad de acuerdo al tipo de evento y su magnitud van a ser de mucho apoyo a las autoridades encargadas a otorgar los permisos correspondientes, ya que les será fácil determinar si se cumplen o no los niveles de seguridad exigidos en cada caso, en aras de mantener la integridad física de las instalaciones y las personas asistentes al evento o en todo caso prevenir de forma adecuada los riegos latentes.

Los servicios municipales en consecuencia están en la obligación de explicar en sus informes si la actividad extraordinaria para la que solicitan permiso cuenta con el OK o si más bien son contrarios a que se lleve adelante, así mismo las partes interesadas deben atenerse a los requisitos de seguridad.

Todo esto se hará de ésta forma tan pronto como los cambios sean oficiales

Citan desde la Comunidad las experiencias en cuanto a permisos necesarios que existen para la celebración de grandes fiestas, como es el caso del recinto de la Puerta del Sol, donde igual se deben ceñir estrictamente a las normas de las licencias municipales existentes, así como adecuarse a las diferentes exigencias de acuerdo a la cantidad de asistentes, en cuyo variará el servicio seguridad, el servicio de instalaciones higiénicas, la cantidad de ambulancias, etc.

Otras megas celebraciones de año viejo han sido debidamente autorizadas en diciembre del 2016 y otra más para la celebración de Reyes.

Las locaciones han sido en el Gimnasio Municipal de Guadalix y Teatro de Navacerrada, donde también se celebró la fiesta en ocasión del día de Reye y polideportivo de Griñón.