En Puente Vallecas, un joven de nacionalidad Peruana de 21 años, agredió a su novia y al detectar la presencia de las autoridades en el lugar se escondió en su residencia desde donde opuso resistencia a esta.

El hecho ocurrió el pasado jueves alrededor de las 23:45 horas, el sujeto tras haber propinado una gran paliza a su novia de 20 años se atrincheró en la vivienda con intenciones de resistirse al arresto y desde allí lanzó objetos a las autoridades, donde les insultaba.

La víctima fue trasladada al centro hospitalario Gregorio Marañón, seriamente golpeada y bajo pronóstico reservado. Aparte, los agentes no sufrieron ninguna herida, pese a la cantidad de objetos como sartenes, cuchillos y navajas que el sujeto lanzaba por una de las ventanas de la vivienda.

La Policía Nacional fue alertada por los vecinos, quienes les llamaron advirtiendo que se había llevado a cabo una agresión machista en el 115 de la calle Monte Perdido, donde un hombre estaba dando una paliza a su pareja en el descansillo, de inmediato se trasladaron las autoridades al lugar de los acontecimientos donde se encontraron a la mujer con rastros de agresión y a cara ensangrentada. En ese momento el agresor huyó hacia el interior del piso y se encerró bajo llave.

stop maltrato de genero

Los agentes procedieron a contactar a los servicios de emergencia a fin de prestar la atención de urgencia que ameritaba la víctima quien fue trasladada al centro de salud, después se concentraron en hacer salir al presunto agresor a fin de identificarle como tal.

Ante la insistencia de las autoridades, el presunto agresor comenzó a subir el tono propinando insultos a los agentes y retándoles a que fueran por el que los iba a matar mientras les mostraba por una pequeña ventana una navaja, después arrojó unos cuantos objetos atacando a las autoridades sin lograr herir a ninguno de los agentes.

En vista del tono que estaba adquiriendo la situación, optaron por llamar a los equipos de la UPR, quienes se trasladaron al lugar dotados de equipos antidisturbios y con el madero que no podía faltar, ya que por la actitud del joven seguro habría que derribar la puerta de la vivienda.

En un momento de lucidez, el hombre lanzó las llaves a los policías pero no fue posible abrir la puerta, es cuando toman la decisión de derribar la puerta con el madero para ingresar a la vivienda, una vez dentro procedieron con la detención del individuo quien fue llevado a la comisaría de Puente Vallecas.

La víctima no había interpuesto denuncia alguna en contra el detenido y el mismo no cuenta con ningún antecedente policial.