Existen espacios que se encuentran particularmente determinados por el sonido. Aquellos espacios son, por lo general, espacios cerrados dedicados a tareas específicas, como las salas de grabación y edición, los aeropuertos, los restaurantes, las universidades y bibliotecas y también las salas de cine doméstico, o donde haya un equipo de tipo home theater.

Acondicionamiento acústico

Cuando se piensa en la construcción o remodelación de espacios que requieren un cierto tipo de aislamiento y acondicionamiento acústico -en particular, una sala de conferencias, una sala de conciertos, un estudio de sonido o una escuela-  se piensa inmediatamente en utilizar materiales de óptima calidad que reúnan, además, una serie de condiciones que permitan crear un ambiente idóneo. Es que estos espacios requieren que los materiales con los que estén construidos permitan una transmisión clara y limpia del sonido, sin ecos o reverberaciones, facilitando el escuchar nítidamente y sin interferencias.

Teniendo en cuenta que la empresas constructoras utilizan, a la hora de edificar, abundante cantidad de materiales como el acero, el yeso y el vidrio en puertas, ventanas y suelos, se torna imprescindible encontrar una solución que permita contrarrestar los efectos sonoros indeseados causados por estas superficies. Es que siendo “duros”, estos materiales reflejan el sonido y por lo tanto contribuyen al fenómeno de la reverberación, los ecos y los reflejos indeseados de sonido, obstaculizando o impidiendo las actividades que deben llevarse a cabo.

En una sala ya construida, el techo se revela como espacio ideal donde colocar materiales acústicos especialmente diseñados para el control de la reverberación, las resonancias y el ruido en general.   

Los expertos coinciden en que es el parámetro de la absorción acústica el determinante para una mejor absorción de ruido y tiempo de reverberación. En la página de Rovson Acoustics, que es una plataforma online que ofrece soluciones variadas para mejorar la acústica de recintos,  encontramos un importante catálogo de materiales de distintos tipos. Entre ellos, materiales absorbentes, espumas acústicas que absorben y controlan el sonido y eliminan el ruido, trampas de graves, todos materiales destinados a la mejor experiencia y al máximo confort acústico.

Además de la fabricación y de la instalación de estos materiales, la empresa también ofrece otro tipo de prestaciones, como mediciones acústicas, consultoría y asesoría general, además de control profesional de sonido para salas de edición y grabación o home studios, y también para home cinema.