Para poder cumplir con la primera fase del Plan de la Consejería de Sanidad de la  Comunidad de Madrid, se han regularizado un total de 5.391 trabajadores en condición de eventuales y quienes han pasado a ser interinos estos dos últimos meses.

El acuerdo suscrito por Jesús Sánchez Martos el pasado Mayo, pretende bajar la tasa de eventualidad que existe en la plantilla de Sanidad de 17,29% a 9,62%, un total de 70.422 trabajadores se encuentran en ésta situación. La intención es cerrar en el 2017 con un total de 6.500 empleados cuyo estatus cambien de eventual a interino.

Para una segunda fase, la cual se debe ejecutar en noviembre próximo, la Consejería apunta a convertir unos 1.100 empleados profesionales más a interinos, no sin antes pasar por un proceso de negociación con la mesa sectorial de Sanidad, de acuerdo a lo que señala Pablo Calvo Directivo de Sanidad.

Asegura el funcionario que la meta es conseguir que el personal eventual de la Consejería represente apenas un 5,4% del total de la plantilla, así  estos empleados se dedicarán a las funciones que específicamente les atañen como son la cobertura de picos de actividad, reforzar las situaciones de emergencia coyunturales, etc.; pero aun con la aplicación de una segunda fase no se llegaría a tal objetivo.

Sin embargo, Calvo aspira hacerlo de forma natural en el transcurso del 2018-2019.

Hospitales en Madrid

Las autoridades reconocen que existe una costumbre muy arraigada en la comunidad Madrileña, a la hora de cubrir las necesidades estructurales de personal profesional con contratos eventuales; no estuvieron de acuerdo con la política de no hacer interinos y de hecho la situación ha cambiado de tal manera que las vacantes se están cubriendo mediante el nombramiento de interinos.

El desglose del personal que recién han pasado a interino sería de 4.170 pertenecientes al sector sanitario, de los que 1.183 corresponden a personal médico, 1.484 donde hay enfermeras, matronas, fisioterapeutas, ópticos, terapeutas ocupacionales y logopedas; así mismo hay 1.503 que son profesionales sanitarios.

Los 1.221 restantes corresponden a empleados de gestión y servicios tales como ingenieros técnicos, informáticos, telefonistas, planchadores, personal administrativo, trabajadores sociales y pinches.

Estos trabajadores ya contaban con una antigüedad mayor de 2 años  con contrataciones sucesivas, lo que da cuenta de que en efecto no estuvieron destinados a cubrir necesidades coyunturales.

La primera etapa ha contribuido en cumplir con la atención primaria y aún está en vías de lograrse en la atención hospitalaria.

Este proceso ha beneficiado varios centros de salud, donde resalta el Hospital de La Paz con 856 empleados que cambiaron de estatus, le sigue el 12 De Octubre con 609, Gregorio Marañón 608 y el Ramón Cajal con 605.