Después de que entrara en vigor el día de ayer la conocida rebaja fiscal que fue aprobada por el Ayuntamiento de Madrid, este 2020 los madrileños tendrán que pagar unos 89,9 millones de euros en impuestos menos en el ámbito de impuestos.

La bajada del recibo del IBI, también conocido como Impuestos de Bienes Inmuebles, fue la iniciativa estrella que intentan recoger las ordenanzas fiscales, estamos hablando de una disminución del tipo de gravamen general cuya cifra actual se encontraba en 0,510% y ahora bajo a un 0,479%.

Dicho descuento significará un ahorro de unos 62 millones de euros para cada uno de los habitantes de la capital madrileña.

El número de familias beneficiadas por las medidas de Martínez Almeida dentro del municipio de Madrid supera las 56 mil, esto se debe principalmente a que ahora tendrán que pagar unos 2,8 millones menos de los que pagaban anteriormente en el IBI.

Las ordenanzas fiscales ya en este punto, distinguen entre lo que se conoce como familia numerosa general y familia numerosa especial. En el caso de la primera, es aquella que solo tiene tres hijos, en cambio, la segunda es donde hay un número de hijos mayor a tres. El principal requisito que necesita para poder obtener este tipo de descuento es ser el dueño de un inmueble el cual sea usado como una vivienda habitual.  

De este modo, la bonificación que recibe una familia numerosa especial, que cuenta con un inmueble que tienen un valor catastral menor a los 204 mil euros, se incrementa de 75% del año pasado a un 90% en el reciente año 2020.

Ahora bien, si el precio del piso se encuentra entre 2014 y 408 mil euros, la bonificación mencionada sube de un 30% a un 50%.

Manteniendo dichas medidas, significaría que una familia numerosa en el barrio de Tetuán que cuente con un piso de unos 100 metros, tendrá que pagar 79,2 euros de Impuestos de Bienes Inmuebles y no los 209,32 que tendría que abonar en este 2020, es decir, estamos hablando de un ahorro de 130 euros.

¿Cuál es la regla del gasto?

El impuesto de plusvalía, el cual es la versión municipal del Impuesto de Sucesiones, contara también con una serie de bonificaciones en casos de traspasos de un local de negocio o de un inmueble habitual, después del fallecimiento de un familiar.

Se podrán acoger a dichos beneficios fiscales ascendientes, descendientes y también cónyuges, lo que significa que podrán ahorrarse cerca de 13 millones de euros.

Otro de los descuentos iniciados por el Consistorio afecta directamente al impuesto de residuos urbanos. Aquellos locales que comiencen una nueva actividad obtendrán un descuento en impuestos de 70% y será por 2 años, esto con la finalidad de incentivar las actividades económicas.