Si se cuenta desde 1975, este ha sido el año con la mayor cantidad de olas de calor que se hayan visto hasta ahora en el verano que recién culminó el 22 de septiembre y es que hemos tenido un total de cinco episodios que se dieron cada 18 días y que superan las 04 olas de calor que se dieron en 1.991 y en 2016 con presencia de altas temperaturas en cada uno.

25 días totalizaron los cinco episodios, prácticamente un mes de los tres que abarca el periodo veraniego, estando sometidos a la intensidad del calor.

Las cinco olas de calor mencionadas que se produjeron en la Península y Baleares, constituyen en un nuevo récord de acuerdo, tal y como comenta Ana Casals de la AEMET, el fenómeno no solo aumenta en número sino en la duración de cada ola de calor, con temperaturas cada vez más altas, lo que sin duda obedece al cambio climático.

Este verano la primera ola de calor se produjo entre el 13 y el 21 de Junio, siendo la segunda que se presenta más temprano  junto con la de 1981 que comenzó un 11 del mismo mes, la de este año ha sido más larga y extensa dado que abarcó 30 provincias y alcanzó los 42 grados el día más caluroso que fue el 17.

Evolución de la ola de calor en el 2017

Este primer episodio da cuenta de la anotación de efemérides máxima y mínima más alta correspondientes al mes, donde resalta Cáceres con 42 grados, Granada- Aeropuerto con 41,5 grados seguidas de Madrid- Torrejón y Madrid-Barajas con 40,4 y 40,1 respectivamente.

Una segunda ola tuvo lugar entre el 12 y 16 de Julio, con temperatura máxima de 41,1 grados en el día 13 y afectó 14 provincias en total, con mayor énfasis hacia la mitad sur de la península, justo el día 13 afectó con 45 grados los valles de Guadalquivir y Guaidiana, la anomalía de ésta ola fue de 3,9 grados.

Tuvo registros de varias efemérides de temperatura máxima, destacando con 46,9 grados Córdoba- Aeropuerto, 45,7 grados Granada- Aeropuerto, 45,4 grados Badajoz- Talavera La Real entre otras.

El tercer episodio afecto 12 provincias ubicadas al suroeste de la península, duró solo tres días y registró temperaturas máximas de 37,7 grados el día 30 y anomalías de 1,6 grados.

La cuarta ola de calor se prolongó por cinco días desde el 2 hasta el 6 de agosto, su máxima temperatura fue de 37,7 grados y llegó a afectar a 23 provincias ubicadas en el sur, este y centro de la península y también las Baleares, la anomalía fue de 2,9 grados.

El quinto episodio se registró entre el 20 y 22 de agosto, tres días que afectaron 11 provincias con foco en el oeste peninsular y alcanzando 37,4 grados de temperatura máxima.