Tras la reunión que tuvieron ayer los sindicatos de Metro de Madrid y el Consejero Delegado de la Comunidad de Madrid, se ha llegado a una conclusión muy clara. El próximo día 10 de abril habrá huelga. Un paro que se repetirá todos los lunes de este mes desde las 5.50 horas hasta las 8.30 horas. Un horario que se considera clave en todo lo que tiene que ver con el gran engranaje que mueve a la capital de España en cuanto a transporte público se refiere.

¿Qué reivindican los maquinistas?

A pesar de que se ha generado mucha polémica al respecto, lo cierto es que los maquinistas de Metro de Madrid, en ningún momento están reclamando nada que tenga que ver con una mayor remuneración o u periodo vacacional más extenso. En absoluto. Según los representantes sindicales, que son las personas con las que se ha puesto en contacto esta redacción, las reivindicaciones giran en torno a la categoría profesional que figura en su contrato ya que lo que quieren es que se les reconozca la categoría de Maquinista de tracción eléctrica. Algo que es muy importante de cara a la Seguridad Social.

Otro de los puntos espinosos de todo este asunto es el que tiene que ver con los servicios mínimos que tienen que ofrecerse. Unos servicios que el equipo de Cristina Cifuentes ha fijado en el 65% y que espera se cumplan a rajatabla. Algo de lo que no hay duda después de escuchar a los propios maquinistas.

El caso, sea como fuere, es que la capital de España tendrá que poner solución a este problema ya que una ciudad como la de Madrid, parada en plena hora punta, puede ser un problema sobre todo si todas estas personas optan por hacer uso del vehículo privado para acudir a su puesto de trabajo.